Aproximaciones historiográficas al emperador Constantino en España durante el franquismo

Esteban Moreno Resano

Resumen


Como todo sistema de gobierno de sesgo totalitario, el franquismo recurrió a la historia para justificar su existencia y forma. El emperador Constantino fue uno de los personajes a los que presto atención, por su doble condición de príncipe victorioso en la guerra y varón piadoso. La imagen de Constantino evoluciono con la sucesión de las llamadas familias del régimen. Así, Eduardo Aunós trazó una semblanza del emperador acorde con los ideales del falangismo en 1940. El auge del nacionalcatolicismo propicio la elaboración de nuevos retratos de Constantino. Dentro de este movimiento, el trabajo más comprometido con la ideología oficial fue el publicado por Ramón Sarabia en 1951. Finalmente, la llegada de la tecnocracia propicio la realización de estudios puramente académicos, como Censura en el mundo antiguo, de Luis Gil Fernández, de 1960.


Palabras clave


Constantino; España; franquismo; historiografía

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.20318/revhisto.2018.4220

Copyright (c) 2018 Instituto de Historiografía "Julio Caro Baroja" de la Universidad Carlos III

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Revista de Historiografía editada por el Instituto de Historiografía Julio Caro Baroja. Universidad Carlos III de Madrid

EISSN: 2445-0057

www.uc3m.es/revhisto