La divinidad y el culto imperiales en la legislación romana desde el período constantiniano

Esteban Moreno Resano

Resumen


Desde 312 hasta 455, el cultus deorum, lejos de desaparecer, tendió a convertir­se, sin perder su carácter primordial­mente consuetudinario, en una religión cuyo centro era el culto de los príncipes. A pesar de la progresiva cristianización del Imperio, las leyes se referían a los emperadores vivos en su condición de numina, en tanto que los fallecidos reci­bían el título de diui. En consecuencia, sus disposiciones tenían valor de normas sagradas, y su infracción suponía incu­rrir en sacrilegio. No obstante, al igual que en otros campos, no hubo una regu­lación específica ni exhaustiva del culto imperial. Fueron fundamentalmente tres los aspectos a los que prestaron atención normativa: la celebración de las fiestas imperiales, su calendario y el protocolo de la llamada “adoración”.


Palabras clave


Imperio romano tardío; culto imperial; religión romana; ley; Codex Theodosianus

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2015 Instituto de Historiografía "Julio Caro Baroja" de la Universidad Carlos III de Madrid y Asociación ARYS (Antigüedad, Religiones y Sociedades)

Creative Commons License
Este trabajo está realizado bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

ARYS editada por la Asociación ARYS (Antigüedad, Religiones y Sociedades)
ISSN1575-166X/ EISSN 2173-6847