e-ciudadanos, e-salud y redes sociales. Organizarse y formarse en alimentación y salud = e-citizens, e-health and social networks. How to organize and learn about food and health

Nekane Murga Eizagaechevarria

Resumen


Resumen: Con un simple clic, tenemos a nuestro alcance todo tipo de información. Un 30% de las visitas a las redes son búsquedas sobre salud. Aunque es prometedor el potencial de las nuevas tecnologías para ser utilizadas como fuente de mejora de la salud pública, de momento el uso que se le está dando es incierto.

La información sobre salud en internet está fragmentada, faltan páginas web institucionales propias del SNS, acudiendo los ciudadanos a fuentes muy diversas, lo que favorece que pueda circular información no contrastada y que se mezcle información con publicidad. El e-paciente busca información contrastada sobre su enfermedad, comparte experiencias con otros pacientes y en ocasiones puede tener dificultad para identificar qué respuesta tiene suficiente garantía.

Las aplicaciones móviles y los videojuegos han mostrado que pueden ser utilizadas de forma eficaz en mejorar los conocimientos sobre nutrición, mejorar hábitos cardiosaludables y conseguir adherencia a las pautas de ejercicio y alimentación en el hipertenso y dislipémico, entre otras.

La utilización de aplicaciones o herramientas tecnológicas para mejorar la prevención o el tratamiento del e-paciente debe ser una de nuestras opciones terapéuticas, pero más estudios deben realizarse para poder llegar a conocer su utilidad real.

Palabras clave: e-salud, e-pacientes, nutrición, e-health, prevención.

Abstract: With just a click, we have any kind of information within reach. A 30% of internet visits are health searches. Although the potential new technologies have as a source to improve public health is promising, its application is uncertain at the moment.

Information about health on the internet is fragmented, there is a lack of institutional websites of the National Health System (SNS), making the population to turn to various sources, which may enable the dissemination of non-contrasted information and, advertising may be mixed with information. The e-patient seeks contrasted information about his disease, shares experiences with other patients and may occasionally have difficulties identifying which answers offer enough guarantees.

Mobile apps and videogames have shown they can be efficiently used improving knowledge about nutrition, heart-healthy habits and acquiring adherence in exercise and diet guidelines in hypertensive, dyslipidaemic subjects, among others.

The use of apps or technological tools to improve the prevention or treatment of the e-patient must be one of our therapeutic options, but more studies must be conducted to know their real utility.

Keywords: e-health, e-patients, nutrition, prevention

 

doi: http://dx.doi.org/10.20318/recs.2016.3133


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Revista Española de Comunicación en Salud - EISSN: 1989-9882
editada por el Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III
y la Asociación Española de Comunicación Sanitaria
http://www.uc3m.es/recs