Estimating numbers and poverty status of female household and family heads

Jean Louis Rallu

Resumen


Abstract: Historical studies of single females and mothers are mostly based on heads of household only, because family-level information concerning complex households was unavailable and they were, therefore, rendered statistically invisible. This is still the case with modern surveys like the household income and expenditure survey, as income and resource data are only provided at household level. By categorising headship rates by sex, age and marital status, this paper presents a methodology for estimating – in addition to heads of household– the numbers of single females and mothers among members of complex or multigenerational households. Such situations were frequent in the past and continue to be so in developing countries and among migrants. Young couples may also be in such living arrangements, mostly in times of crises and tight housing markets.

The data analysis shows that access to independent dwellings and to household headship is strongly related to income and employment, and the associated selection leads to significant biases in estimates of the socio-economic status of households or families, in favour of mostly better-off families. The poorest households are made up of those who live independently because no other option is open to them. Little option is open to those with little or no resources, either, and thus they live in complex households where their poverty risk cannot be estimated, and where they may have little influence on the education, health and work of themselves and their children.

Key words: Female household heads, Poverty estimates, Youth in poverty, living arrangements

Resumen: A lo largo de la historia, los estudios sobre mujeres y madres solteras se han basado por lo general solamente en las cabezas de hogar, pues faltaba la información en el ámbito familiar sobre hogares complejos, y esto los hacía estadísticamente invisibles. Esta situación sigue sucediendo en las encuestas modernas, como la encuesta de ingresos y egresos de los hogares (HIES), ya que solo se obtuvieron datos sobre ingresos y recursos a nivel del hogar. El presente trabajo categoriza las tasas de jefatura según el sexo, la edad, el estado civil y así ofrece una metodología para estimar, además de las cabezas de familia, la cantidad de mujeres y madres solteras entre los miembros de hogares complejos o multigeneracionales. Estas situaciones ocurrían con frecuencia en el pasado y aún se presentan en países en desarrollo y entre los migrantes. Las parejas jóvenes también se pueden encontrar en tales situaciones de vivienda, sobre todo en tiempos de crisis o con un mercado inmobiliario limitado.

El análisis de los datos muestra que el acceso a una vivienda independiente y a la jefatura de familia está estrechamente relacionado con el nivel de ingresos y el empleo, y la selección asociada conduce a sesgos importantes en la estimación de la situación socioeconómica de un hogar o familia, lo que favorece a las familias acomodadas. Los hogares más pobres son aquellos que viven de manera independiente porque no tienen otra opción. Quienes cuentan con pocos recursos tienen muy pocas oportunidades, y esto hace que vivan en hogares complejos en los que no se puede medir su riesgo de pobreza y no tengan oportunidades de educación, salud y empleo para sí mismos ni para sus hijos.

Palabras clave: Mujeres cabeza de hogar, estimaciones de pobreza, jóvenes en situación de pobreza, situación de vivienda

 doi: https://doi.org/10.20318/revhisto.2017.3708


Texto completo:

PDF


Revista de Historiografía editada por el Instituto de Historiografía Julio Caro Baroja. Universidad Carlos III de Madrid

EISSN: 2445-0057

www.uc3m.es/revhisto